lunes, 22 de junio de 2020

ALFABETIZACIÓN MEDIÁTICA Y EDUCACIÓN EN VALORES DEMOCRÁTICOS. LA CAVERNA

12/03/2020.El concepto de ciudadanía ha sufrido una importante transformación en los últimos años, sus consecuencias y manifestaciones son objeto de estudio en muchas universidades, pero la velocidad de estos cambios impide tener un mapa completo de cómo los ciudadanos y la sociedad están evolucionando. Aun así, ya existen datos relevantes que indican las dificultades que las familias, los jóvenes, los profesores y las instituciones tienen para adaptarse a esta vertiginosa evolución. Problemas psico-sociales como las adicciones digitales (móviles, juegos en red, pornografía, ludopatía, redes sociales) y sus consecuencias: fracaso escolar, disminución de la capacidad de concentración, ansiedad, pobreza económica y cultural, individualismo, actitudes antisociales, falta de empatía, aumento de actitudes machistas y de cosificación de la mujer, postureo, superficialidad y falta de juicio crítico, nos llevan a subrayar la importancia de ponerse al día ante estos conflictos que, además de producir infelicidad y desasosiego en los individuos, están cambiando nuestros sistemas de valores prioritarios. De ahí que la alfabetización mediática y la educación en valores democráticos sea un objetivo fundamental en los sistemas educativos, las familias y las instituciones.
Por otro lado, las nuevas tecnologías de la información y la digitalización de la ciudadanía global no pueden ser analizada negativamente, por muchos problemas que genere. El mundo digital es una herramienta de conocimiento y realización personal, así como un elemento de transformación social que puede contribuir a reafirmar los valores democráticos fundamentales: libertad, solidaridad e igualdad. Que la nueva sociedad global digital se convierta en un nuevo modo de esclavitud y control de la ciudadanía o un instrumento de enriquecimiento personal y social dependerá del uso que hagamos de ella. Ninguna tecnología en sí misma es buena o mala, su uso y objetivo último son los que pueden valorarse moralmente como positivos o negativos. Y ¿cómo podemos inclinar la balanza hacia un lado u otro? Como siempre, con el mejor de los instrumentos de los que disponen las sociedades democráticas: la educación. 
Por ello, se hace imprescindible que los estudiantes traten enprofundidad los riesgos que el mal uso del mundo digital puede acarrear. Pero también es esencial que sean ellos mismos productores de información y contenido digital. Realizar revistas digitales, podcast, programas radiofónicos, vídeos y contenido digital en Instagram, YouTube, blogs, Facebook o Twitter hace que demuestren cómo se pueden usar las redes sociales y los espacios Web para mostrar otro tipo de contenido y actitudes. Usar y dotar a esas mismas redes sociales de contenidos, información objetiva, tratamiento solidario de problemas, análisis de bulos y noticias falsas hacen que actitudes básicas como la empatía, el espíritu crítico, la solidaridad, el trato igualitario a las personas y la capacidad de diálogo racional, sean desarrolladas por los estudiantes, profesores, familias y oyentes.
Desde La Caverna seguimos haciendo lo que podemos, pero agradezco en nombre de todos los estudiantes que hacen posible nuestro programa radiofónico, los podcast, la revista digital y todas nuestras redes sociales, el reconocimiento y la divulgación realizada desde el Máster de Comunicación de la Universidad de Huelva por parte de Victoria Contreras Blancas. Y todo su equipo de gente magnífica con el que tuvimos el gusto de trabajar: Luis Miguel Romero Rodríguez, Victoria Inés Suárez, Eugenia Ríos Gallardo, Andro Bonne Batista, Rafael Serrano Ocampos, Paula Ramos González y Ayoub Salama.
Gracias y aquí tenéis vuestra casa y nuestros micrófonos para cuando queráis. 
Un abrazo.


0 comentarios:

Publicar un comentario