domingo, 23 de abril de 2017

Educación especial. Una cuestión de igualdad y sensibilidad.

Artículo de Rocío González Mejías. La educación especial o educación diferencial es el conjunto de conocimientos científicos e intervenciones educativas, psicológicas, sociales y médicas a personas con discapacidad.
Son muchísimas las personas con algún tipo de discapacidad o trastornos que viven en nuestro país, apartadas de la sociedad. Estas personas necesitan una educación más especializada según el grado y tipo de discapacidad que tengan, también necesitan el apoyo de su familia y amigos. Siguen siendo personas normales, con sentimientos, por eso el rechazo general hacia ellos les afecta. 
El rechazo social es una injusticia cuando se realiza sobre personas que no tienen culpa de haber nacido así, tampoco son culpables de haber sufrido un accidente o una enfermedad que ha mermado algunas de sus capacidades, nos puede pasar a cualquiera de nosotros. Los demás debemos ser empáticos, comprender su situación y entender que no es fácil para ellos.
Hay que sensibilizar a todas las personas sobre este tema ya que cada vez es más grave el rechazo que reciben de todas partes. Ellos siguen teniendo los mismos derechos que nosotros y no son menos por tener algún problema que les dificulte su vida diaria. ¿Acaso el rechazo social, la insolidaridad, la insensibilidad o la falta de empatía que muchos tienen con estas personas no son una discapacidad mucho más grave?



0 comentarios:

Publicar un comentario