Planteamos todos los temas de actualidad

Damos nuestra opinión sin tabúes sobre todos los aspectos de la vida cotidiana: desde la política, la desigualdad y las injusticias hasta las conductas de la sociedad en la que vivimos.

Historias de Huelva

En esta sección a cargo de Manuel Núñez (profesor del IES San Juan del Puerto) conoceremos diferentes historias y curiosidades sobre la provincia de Huelva, que hasta ahora habían pasado desapercibidas por la mayoría de la gente.

Game Plaza

En ésta sección, intentaremos desmentir los prejuicios hacia los gamers y la comunidad friki, y además compartiremos las últimas novedades tecnológicas.

Premios La Caverna de Comunicación y Valores Democráticos

Una vez al año se concederán diferentes menciones, premios y becas al alumnado participante en el proyecto; así como a profesores, periodistas, empresas de comunicación, ONG's y a profesionales del sector público que hacen posible nuestro funcionamiento.

Disfruta de La Caverna en cualquier parte

Además de nuestro flamante sitio web adaptado a todo tipo de dispositivos, nos encontramos en la mayoría de redes sociales de uso común, como Facebook, Twitter, YouTube, Flickr, Google+, etc.

domingo, 31 de marzo de 2019

Inmigración. Cristina Cattaneo, la forense que trata de poner nombre a los inmigrantes ahogados en su viaje a Europa

Queridos consumidores compulsivos de la vieja Europa, supongo que ya sabéis, aunque os hagáis los distraídos, que el Mediterráneo lleva un tiempo siendo, además de un vertedero de nuestras basuras, un auténtico cementerio de seres humanos a los que también tratamos como desechos. En este mare nostrum ahogan sus vidas, sus ilusiones, sus esperanzas y sus deseos de dignidad miles y miles de mujeres, niños y jóvenes de esa parte del mundo que nunca sale en nuestros escaparates, ni en nuestros controlados y cuidados medios de incomunicación. 
Por suerte, no a todos los europeos les han extirpado el área cerebral de la empatía y la fraternidad, hay un reducido grupo de resistentes a esta falta de sensibilidad humana. Entre estos europeos aun no lobotizados, esta la doctora forense Cristina Cattaneo. Esta forense italiana ha publicado un libro donde relata su trabajo y su experiencia en la identificación de más de mil cadáveres rescatados de las aguas del Mediterráneo.
Algunas historias deberían hacernos pensar un poquito sobre la sociedad mundial que estamos construyendo entre todos: los cuatro tarados que la construyen sin perder un minuto y el resto de millones de seudociudadanos que hemos perdido la capacidad de intervenir en nada, salvo para balbucear mientras devoramos comida basura, la marca del próximo móvil o juego que necesitamos para sentirnos aliviados del vacío existencial que produce el habernos convertido en cosa.  
Por ejemplo, la historia de el chico de Malí que llevaba cosidas a la ropa sus notas del colegio para acreditar su valía. Y en relación a esta historia, me haré eco de las palabras del magistrado Emilio Calatayud:  
"Los forenses descubrieron que el pequeño llevaba cosidas en su ropa las notas escolares para que los europeos viéramos lo buen estudiante que era. ¡Que pena! ¡Cuánto podríamos haber aprendido de él!. Por favor, padres y maestros contad esta historia a vuestros hijos y alumnos. Y particularmente a los ninis, a los que no estudian ni trabajan porque no les da la gana. Se lo debemos a ese pequeño de 14 años que quería enseñarnos sus buenas notas para poder quedarse con nosotros."
Ahora os paso la historia completa recogida por la prensa. 
Había nacido en Malí hace 14 años y era un buen estudiante. No contaba con un visado que le permitiera entrar en Europa, pero estaba convencido de que su mejor salvoconducto iba a ser su boletín de notas. Cuando los europeos comprobaran cuánto se había esforzado en matemáticas y lo bien que se le daba la física, tal vez le dejaran quedarse con ellos y emprender una nueva vida en el Viejo Continente. Un sueño lejos de la miseria de casa. Para evitar perder el expediente durante los más de 3.000 kilómetros que le quedaban de viaje o que se lo robaran los ladrones y traficantes, el muchacho lo escondió en un bolsillo secreto que cosió a su chaqueta. Ahí permanecería hasta que llegara la hora de sacarlo a la luz con cierto orgullo delante de un funcionario encargado de inmigración. Le haría ver que él era un chico trabajador y serio, digno de que se fiaran de él y de que le dieran una oportunidad en la tierra de los ricos.

No fue ningún policía quien encontró el boletín. Lo halló la médico forense y antropóloga italiana Cristina Cattaneo cuando, con su equipo del Laboratorio de Antropología y Odontología Forense de Milán (Labanof), realizó las autopsias a los inmigrantes que fallecieron en la barcaza naufragada el 18 de abril de 2015 en el Canal de Sicilia. Más de mil personas murieron en aquel desastre. Es una estimación según el testimonio de los supervivientes, pero nunca se sabrá el número real de desaparecidos. Entre los 528 cuerpos sin vida que Cattaneo y sus colaboradores examinaron cuando las autoridades italianas consiguieron sacar del agua la barcaza naufragada, estaba el del adolescente de Malí.

«Aquel día todos nos quedamos impresionados por un cadáver en particular. Se notaba que pesaba menos que el resto. Cuando abrimos el saco mortuorio vimos que se trataba de un cuerpo cuyas articulaciones casi se habían convertido ya en un esqueleto. Estaba vestido con chaqueta, chaleco, camisa y pantalones vaqueros», cuenta la forense en 'Naufraghi senza volto. Dare un nome alle vittime del Mediterraneo' (Naúfragos sin rostro. Dar un nombre a las víctimas del Mediterráneo), el libro recién publicado en Italia por Raffaello Cortina Editore.

La antropóloga cuenta en el volumen el trabajo que lleva desarrollando desde 2013 para tratar de recuperar la identidad de los inmigrantes y refugiados ahogados en el Canal de Sicilia y dar así una dignidad a los muertos. Es una labor de investigación científica y documental en la que tienen tanta importancia los restos humanos como los objetos y documentos que encuentran con los fallecidos. Hay dinero, auriculares, carnés de la biblioteca o que acreditan como donante de sangre, teléfonos, fotografías de novias o esposas... Incluso un boletín de notas, como el de aquel chico de Malí que supieron que tenía unos 14 años gracias al desarrollo de sus huesos.

«Empezamos a desvestirlo. Mientras palpaba la chaqueta, sentí algo duro y cuadrado. Lo cortamos desde dentro para recuperarlo sin dañarlo. Me encontré entre las manos con un pequeño haz de papeles con varios estratos. Traté de separarlos sin que se rompieran y luego leí: 'Boletín escolar'. En una columna, con las palabras un poco descoloridas, estaba escrito: matemáticas, ciencias físicas...». La forense se quedó tan sorprendida como los otros miembros del equipo al darse cuenta de que tenían frente a ellos el expediente, escrito en francés y en árabe, de un muchacho de educación secundaria. «Pensamos todos lo mismo, estoy segura: ¿qué expectativas tenía este joven adolescente de Malí para esconder con tanto cuidado un documento precioso para su futuro, que mostraba sus esfuerzos, su capacidad de estudio? ¿Pensaba que le habría abierto quién sabe qué puerta de una escuela italiana o europea?». De aquella ilusión sólo quedaba un cuerpo sin vida y un puñado de papeles descoloridos por el agua del Mediterráneo.

La historia del adolescente con el boletín escondido en la chaqueta se ha convertido en viral en las redes sociales en Italia después de que apareciera en el diario 'Il Foglio' acompañada de una bella ilustración de Makkox. En su dibujo se ve a un chaval de rasgos africanos sentado en el fondo del mar al que le dicen un pez y un pulpo al ver su expediente: «Guau, todo dieces. Una perla rara».

Nada es peor que no saber

Cattaneo está enamorada de su trabajo, que según cuenta le permite ver lo más feo y lo más hermoso del ser humano. Pero considera que es una obligación moral tratar con la misma diligencia a todos los muertos. «Vamos corriendo a identificar a las víctimas blancas de un desastre aéreo y tenemos que hacer lo mismo con los que fallecen en condiciones más difíciles y con sordina. El cuerpo de un inmigrante debe tener la misma dignidad que el de cualquier otro», sostiene la antropóloga en una entrevista con la publicación italiana 'Freeda'. «Identificar un cadáver es un derecho sacrosanto. Sabemos que le da dignidad a la persona que ha muerto y, sobre todo, a quien se ha quedado aquí». Con el trabajo de los forenses se consigue poner fin a la llamada 'pérdida ambigua', el devastador sentimiento que sufren quienes no saben si su familiar o ser querido está vivo o muerto. «No hay nada peor que eso, que no saber si tu padre está en el desierto como un esqueleto, en el fondo del mar o sigue vivo en algún lugar».

El libro de Cattaneo relata la dura experiencia del equipo de investigadores de Labanof durante los tres meses que pasaron en Sicilia conviviendo con los cadáveres extraídos de la barcaza en la que murieron unas 1.000 personas en el Mediterráneo en 2015. «De las cosas que más me impresionaron fueron los paquetitos cosidos a la ropa. Yo al principio no sabía lo que era y pensé que era alguna droga para traficar. En cambio, eran pequeños saquitos de tierra que se llevan de recuerdo de su país. Es algo que nos tocó a todos en el equipo. Yo misma me llevo siempre cuando viajo flores, hierbas y ramas de los lugares que me gustan».

En el cementerio de Siracusa y en el de otras localidades del sur de Italia es posible encontrar las tumbas de los inmigrantes y refugiados a los que Cattaneo y sus compañeros no consiguieron dar una identidad. Sus lápidas conmueven. 'Desconocido número 3. Edad comprendida entre los 25 y los 35 años. Muerto en aguas del Mediterráneo. Desembarcado en el puerto de Augusta', puede leerse en una de ellas junto a la fecha en la que el cuerpo fue bajado a tierra. Hay otros casos en los que el trabajo de los forenses permite llevar algo de paz a los muertos y a sus allegados. Uno de ellos es el de una refugiada acogida en Estocolmo que reconoció su número de móvil sueco anotado en un cuaderno que llevaba encima un cadáver irreconocible. Era su hermano.

La autora de 'Náufragos sin rostro' y su equipo han examinado cerca de 1.800 cadáveres recuperados en 17 naufragios en los últimos años. De momento han conseguido identificar a 50 muertos y hay alrededor de un centenar de casos en los que tienen esperanzas de poder conseguir un nombre y un apellido. «Hemos demostrado que se puede hacer. Hacen sólo falta los recursos, la buena voluntad y la

viernes, 8 de marzo de 2019

HISTORIA DEL FEMINISMO EN 10 MINUTOS

Nuestros amigos de Madrid han vuelto a producir un vídeo magnífico. Volveremos a entrevistarlos muy pronto. Sólo el conocimiento nos hará librepensadores, sin él estamos condenados a ser esclavos de nuestros prejuicios.Cuando nos guiamos por la razón lo notaréis, porque os atacarán con gritos e insultos viscerales, es el lenguaje del odio, el que está en el lado opuesto a la razón y a la verdad. Recordad aquella viñeta Forges: ¿por qué gritan tanto? porque no tienen razón. Las voces y las demandas de hoy sonarán fuerte, pero no desde el odio, sino desde el anhelo de libertad, igualdad y justicia social. Y estas voces irritan muchísimo a los de siempre. Nosotros seguiremos trabajando todos los días desde nuestros micrófonos, nuestras clases y nuestras entrevistas con este objetivo. Aunque una epidemia de sordera universal se extienda por todo el mundo, nosotros seguiremos usando la paz y la palabra. Y si un día nadie nos escucha, seguiremos hablando para que no nos contagien la sordera. Nuestro abrazo solidario a todas las mujeres. Disfrutad con este vídeo de su historia y de su lucha.

miércoles, 6 de marzo de 2019

Fábulas de Esopo. 1. El pastor y el lobo, el lobo y el perro. Proyecto d...

Hoy tenemos una nueva entrega de trabajo audiovisual de los compañeros de 1º de la ESO de nuestro instituto. Y esta es sólo la primera entrega de las "Fábulas de Esopo", hay muchas más fábulas clásicas de nuestra literatura preparándose. Vicent Milho está haciendo un trabajo excelente, junto con estos alumnos de 1º de la ESO. Enhorabuena, estamos deseando publicar vuestra próxima entrega de Fábulas de Esopo.
Ahí os dejamos con su vídeo, recordad que si os gusta debéis pinchar en el link y si queréis también poner algún comentario. De esta forma animaremos a estos chicos y chicas a seguir trabajando textos clásicos, música y teatro.
Enhorabuena y mucho ánimo.

domingo, 24 de febrero de 2019

Noches de Bohemia y de ilusión (Yanira. IES Marisma)

Yanira, alumna de 4º de la ESO del IES Marisma canta "noches de Bohemia y de ilusión" en directo para la cadena SER. Fotos de las composiciones florales y actividades de l@s alumn@s de jardinería del IES Marisma (FPB, FPBE y ciclos)




sábado, 1 de diciembre de 2018

ESO NO ES AMOR

Por Leticia del Rocío Rengel Moreno
Publicado el 1 de diciembre de 2018
La Caverna de Uniradio, Huelva
IES La Marisma

Primeramente, remontémonos a las mujeres de la antigüedad que solo servían para el cuidado de la casa y los hijos; tenían prohibidas el acceso a algunos sitios, por ejemplo, en tiempos de Jesucristo las mujeres tenían que estar separadas de los hombres en la sinagoga; eran obligadas al matrimonio elegido por el padre; no tenían derecho al voto, ni siquiera tenían derecho a opinar. Existe una serie llamada "Las chicas del cable" que está ambientada en los años 1920-30, en la que hace una reflexión sobre la lucha de las mujeres por sus derechos, su igualdad y sus libertades como personas y lo que son capaces de hacer por conseguirlo. Por lo tanto, el "machismo" es algo que proviene desde nuestros principios, pero, ¿qué es la violencia de género?
Pues bien, la violencia de género, para Wikipedia, es un tipo de violencia física o psicológica ejercida contra las personas, basada de su sexo o género, impactando de manera negativa en su identidad y bienestar social, físico, psicológico o económico. De acuerdo con la Organización de las Naciones Unidas, el término se utiliza «para distinguir la violencia común de aquella que se dirige a individuos o grupos sobre la base de su género», constituyéndose en una violación de los derechos humanos. Pero, por desgracia, para nosotras la violencia de género es dolor, es no tener libertad, es llegar a casa y sentir miedo, es tener que mentir, llorar, lamentar, arrepentirse, es maquillarte para poder tapar las huellas de esa noche; son miles de cosas. Pero lo más triste es que esto nos puede pasar a mí, a ti, a tu madre, a tu tía, a tu hermana, a tu hija, es decir, a todas. 
No solo existe la violencia física, sino también la psicológica. Una mala palabra, una mala contestación, una pelea subida de tono, un control, hasta el simple hecho de alejarte de tu entorno, son las causas para el comienzo de una violencia psicológica; pero lo más sorprendente que esto lo hacen de manera cuidadosa para que nosotras no nos demos cuenta de lo que pretenden conseguir. Más bien, la violencia psicológica aparece con frases como: "si me dejas me muero", "tonta", "deberías planchar mejor las camisas", "quítate esa falda, pareces una puta", "no sabes hacer nada bien", "solo puedes vestirte así para mí", etc. Esto provoca los celos, la humillación, los insultos, la ignorancia y los malos tratos en público. 
El hombre maltratador no nace, se hace. Es decir, cuando un niño se cría en un ambiente de conflictos, de gritos, en un ambiente donde el padre pega a su madre, la insulta y la humilla, él lo ve para el día de mañana como algo normal, como la vida misma. Es por ello que un hombre maltratador, insulta a su mujer, pega a su mujer, humilla a su mujer, desprecia a su mujer, solo por el hecho de que para él eso es la realidad. El perfil de hombre maltratador es intolerante, encantadores al principio, son autoritarios, son psicológicamente rígidas, para ellos todo está bien o mal no hay término intermedio, son chantajistas, critican, cambian de humor al segundo, aíslan socialmente a la víctima, son crueles y no se arrepienten de nada, hacen falsas promesas, son controladores, son celosos, mentirosos, se hacen la víctima; y millones de características más. 
"Cenicero. Móvil. Cable. Tenedor. Cigarro. Cinturón. Bandeja. Zapato. Sartén. Paraguas. Fregona. Son instrumentos del maltratador, instrumentos de su poder volando contra las mujeres, cosas culpables. EL MUNDO ha rastreado con psicólogas y abogadas de centros de recuperación un centenar de denuncias, autos judiciales y casos en los que los agresores han usado como armas los objetos cotidianos de nuestras vidas, lo que demuestra el pegamento de la violencia machista en la sociedad. Portafotos. Libro. Mesa. Mano. Llavero. Agenda. Todo es material doméstico convertido en fuego enemigo, el colmo de la indefensión de las víctimas, que pisan un territorio de minas donde creían tener un hogar".  Rafael J. Álvarez. DIARIO EL MUNDO. 
Este texto que acabamos de leer, muestra hasta donde el hombre maltratador es capaz de llegar hacía una mujer que, para él, es inferior a todo lo demás. También hay un texto que escribió Cristina Torres Cáceres, cuando se sintió devastada por los acontecimientos de violencia contra las mujeres. Es una carta dirigida a su madre por si un día, ella era la siguiente en desaparecer. 
"Si mañana no te contesto las llamadas mamá. Si no te digo que voy a cenar. Si mañana mami, no aparece el taxi… Tal vez estoy envuelta en las sábanas de un hotel, en una carretera o en una bolsa negra (Mara, Micaela, Majo, Mariana). Tal vez estoy en una maleta o me perdí en la playa (Emily, Shirley).
No te asustes, mamá, si ves que me apuñalaron (Luz Marina). No grites cuando veas que me arrastraron (Arlette). Mamita, no llores si te enteras que me empalaron (Lucía). Te dirán que fui yo, que no grité, que fue mi ropa, el alcohol en mi sangre. Te dirán que fue la hora, que estaba sola. Que mi ex, el psicópata, tenía motivos, que yo fui infiel, que fui puta. Te dirán que viví, mamá, que me atreví a volar muy alto en un mundo sin aire.
Te juro, mami, que morí peleando.
Te juro que grité tan alto como volé.
Se va a acordar de mí, mamá, sabrá que fui yo quien lo jodió cuando me vea en el rostro de todas las que van a gritar mi nombre.
Porque sé, mamá, que no vas a parar.
Pero por lo que más quieras, no ates a mi hermana, no encierres a mis primas, no prives a tus sobrinas. No es su culpa mamá, tampoco fue mía. Son ellos, siempre serán ellos. Lucha por sus alas, las que a mí me cortaron. Lucha para que sean libres y vuelen más alto que yo. Que vivan sin miedo mamá. Pelea para que griten más alto que yo. Que vivan sin miedo mamá, tal como viví yo.
Mamita no llores mis cenizas.
Si mañana soy yo, mamá, si mañana no vuelvo, destrúyelo todo.
Si mañana me toca, quiero ser la última". Carta de  Cristina Torres Cáceres.
Para terminar, en España son muchos los casos de este tipo de violencias. Es por ello que han creado asociaciones para la ayuda de estas víctimas, huelgas, etc. Además, han creado pancartas con frases como: "no es no", "quiero sentirme libre", "rompe el silencio", "no estás sola", "sé valiente", " ni una más", etc. También hay un número de teléfono (016) para la ayuda de esas mujeres que ya no pueden más, que se sienten cansadas de tener miedo y tienen el valor de hacer esa llamada y poner una denuncia, con un simple número de teléfono pueden cambiar sus vidas. 
En conclusión, esto es una lucha permanente en la que tenemos que ayudar todos y todas, con el fin de paralizar estos acontecimientos y evitar que el día de mañana las mujeres de nuestra casa, a las que queremos, no se encuentren en esta situación. 







martes, 27 de noviembre de 2018

Programa sobre el Torrejón el 5 de junio de 2018

La Clase en Abierto. El Torrejón, nuestro barrio.

domingo, 21 de octubre de 2018

Nuestro primer programa de la temporada en los estudios de Hispanidad Radio.

La Caverna...Nuevo programa en Hispanidad Radio. Aunque seguimos estando donde siempre, en UNIRADIO, para todos los que nos habéis seguido. Hemos cambiado de estudios, nos han acogido con hospitalidad y afecto. Y seguiremos estando al lado de UNIRDIO para lo que necesite, ojalá la Universidad de Huelva valore el trabajo y la dedicación de tantos voluntarios que han hecho posible una de las mejores radios universitarias del país. Como siempre nos pasa, lo que es valorado y reconocido por los de fuera de nuestras provincianas fronteras, los de aquí son incapaces de verlo. Es lo que tiene la miopía de este país. Un abrazo enorme a todos los compañeros de Uniradio.

La Caverna es un programa eminentemente educativo, social, crítico y de compromiso ético y ciudadano. Este programa radiofónico lo realizan alumnos y alumnas de secundaria, bachillerato, ciclos formativos y universitarios. El proyecto parte del departamento de filosofía del IES La Marisma de Huelva, pero actualmente participan varios centros educativos de la provincia, profesores, padres y estudiantes.

Tratamos de conectar la escuela, los contenidos académicos y la educación en valores democráticos con el entorno social, cultural y político del alumnado: padres, vecinos, asociaciones ciudadanas, Universidad, ONG nacionales e internacionales e instituciones públicas y privadas que trabajan todos los días para hacer un mundo menos injusto, más solidario y más comprometido con los valores ético, sociales y políticos que emanan de la Declaración Universal de los Derechos Humanos y nuestra propia Constitución.

El objetivo último de todas y cada una de las disciplinas académicas de secundaria, bachillerato o ciclos formativos no sólo es formar “técnicos” o “universitarios” competentes, sino formar personas y ciudadanos críticos, libres y responsables para intervenir en el mundo que les ha tocado vivir.

lunes, 15 de octubre de 2018

Eso no se pregunta: Gitanos

Aquí tenéis un vídeo muy interesante sobre las típicas preguntas e ideas que tenemos de los gitanos. Es un documento interesante para poder trabajar un programa monográfico sobre el pueblo gitano, los prejuicios, el racismo y la discriminación. Agradecemos a nuestro compañero Enrique, profesor de FOL del IES La Marisma, que nos mande este tipo de información sacada de Internet. Necesitamos exploradores como el para entender mejor un mundo global y muy, muy diverso. Os dejamos con el vídeo.